Claves practicas para mantenerte enfocado


Todo emprendedor en algún momento padece del mal común de perder el enfoque, a tal punto que pierden su productividad, afectando esto el desarrollo del trabajo. Por ello, es importante determinar qué circunstancias hacen que pierdas la concentración, dichas situaciones pueden ser: hiperactividad, falta de atención (distracciones externas, ruidos molestos), circunstancias personales (distracciones internas, problemas familiares), etc.
Ahora bien, evitar estos hechos que causan la falta de concentración, no siempre es posible, sin embargo te indicaré potenciales soluciones a este común problema que aqueja a cualquiera que se disponga a realizar un trabajo, la idea es que aprendas a trabajar bajo esas circunstancias y no te frustres luchando contra ellas.

La falta de concentración es el enemigo de la productividad

Los compañeros de trabajo se acercan a hablar, los jefes convocan a reuniones improductivas, alguien nos llama por teléfono o cualquier otro hecho que nos distraiga con el cual perdamos la concentración, todos estos son factor de disminución de nuestro rendimiento y enemigo de la productividad.
Existen diferentes técnicas que ayudan a mantenerse concentrado, a evitar las distracciones y en caso de ser inevitables a aprender a manejarlas, para así pasar por alto el hecho que provoca la pérdida de concentración.
Mantener de forma voluntaria la atención en cualquier actividad sí es posible y te indicaré cómo lograrlo mediante sencillos consejos que te convertirán en una persona más productiva.



Sencillas recomendaciones para mantenerte concentrado y ser altamente productivo

¿Te ha sucedido alguna vez que en un día en el que trabajas pocas horas logras ser más productivo que en un día para el cual dedicas mucho tiempo en intentar trabajar?
Si este problema te suena familiar entonces estas recomendaciones te servirán:

Planifica las tareas del día
Si ya sabes que vas hacer, no perderás tiempo en organizarte durante todo el día. Solo te encargarás de ejecutar las tareas y objetivos trazados.
Una acción que me ha servido personalmente es hacer uso de apps gratuitas como Any.do que te permite llevar un listado de las tareas pendientes que tiene y programar alertas para que no te olvides de realizarlas.
Con herramientas como estas puedes monitorizar las tareas pendientes desde tu dispositivo móvil y fácilmente eliminar las tareas ya realizadas.

Descubre tu momento más productivo
Todos tenemos unas horas del día donde trabajamos con más eficacia. Identifica cuáles son las tuyas y trabaja en las horas donde tengas el nivel más alto de energía y productividad. Deja las tareas más sencillas para las horas de menor energía y las más difíciles para los momentos más productivos.
Recuerda planificar tu día teniendo en cuenta este factor, ya que si por alguna razón no logras completar todas las tareas que tenías programadas, al menos sabrás que solo quedaron pendientes las tareas más sencillas.

Recompénsate por las tareas finalizadas
Una buena manera para estimularte a finalizar las tareas que aun tienes pendientes es ofrecerte a ti mismo algún tipo de recompensa. Puede ser algo tan sencillo como visitar Facebook por unos minutos, ver una serie o ir a cenar a un restaurante a la noche después de haber realizado un muy buen trabajo durante el día.
El tamaño de la recompensa debe estar ligado con el esfuerzo que implicar realizar las tareas que programaste.

Avisa cuando estés ocupado
Muy respetuosamente comunícale a tus compañeros de trabajo que estás realizando una labor y que no deben interrumpirte para no perder la concentración. También es importante que busques un lugar donde tengas tranquilidad y las personas no puedan acceder a interrumpirte fácilmente.

Aparta las distracciones
Coloca el teléfono móvil en silencio. Si trabajas frente al computador, cierra sesión en las redes sociales y en cualquier otro sitio o aplicación que te distraiga. Ten en pantalla solo páginas abiertas relacionadas con el trabajo que estás realizando.
Sé que probablemente pensarás que algo grave o urgente podría suceder y tú no te enterarías, y si es tu caso, entonces te recomiendo que simplemente disminuyas la frecuencia con que revisas tus mensajes, en lugar de estar todo el tiempo mirando tu correo, hazlo cada dos horas. De esta manera tendrás horas exactas para dedicar tu completa atención a la tarea que estás realizando.

Toma tiempo de descanso
Una pequeña pausa siempre es necesaria para refrescar la mente. Levántate del puesto de trabajo cada hora, camina un poco, bebe agua o consume alguna fruta. Si trabajas frente a un ordenador aprovecha para descansar la vista y despegarte de la pantalla.

Mantén tu sitio de trabajo ordenado
El orden elimina factores de distracción. Ten cerca lo que necesitas. También busca sillas y escritorios cómodos para que no te interrumpan las malas posturas.
Una buena iluminación, la hidratación correcta y música relajada te permitirán prolongar tu concentración. Intenta no abandonar tu lugar de trabajo frecuentemente, sólo hazlo durante los tiempos de descansos que te hayas otorgado.

Duerme lo suficiente
El descanso adecuado es fundamental para rendir durante el día. El sueño y el cansancio distorsionan nuestras capacidades y nos hacen menos productivos.
Por lo general, esto lleva al consumo excesivo de cafeína que produce una adicción en nuestro sistema y produce un trastorno en el sueño, creando un efecto en cadena.
Por lo tanto, descansa lo suficiente y evita el consumo excesivo de café.

Interésate por lo que haces
No  importa el nivel de concentración que pongas, si una tarea no te interesa no tardarás en aburrirte y encontrar una excusa para no hacerla. Sin embargo, si de verdad te interesa lo que estas haciendo y te entretiene entonces podrás permanecer concentrado sin importar las distracciones.
Recuerda que siempre hay algún componente de tu trabajo del cual puedes aprender y utilizarlo para mejorar alguna de tus habilidades como profesional, no dejes que la rutina te quite la diversión de superarte a ti mismo.
Te invito a que pongas en práctica estos consejos para mantenerte concentrado para evitar perder tiempo en distracciones innecesarias y hacer un uso más eficiente de tu recurso más importante: tu tiempo.

Recopilado por Ing. Jorge Cortez