EE

EE

Páginas

Tecnicas para pensar en Positivo


El futuro se construye con las acciones de hoy por eso es fundamental ser parte positiva del presente. Nuestro estado de ánimo y pensamientos influyen en nuestro entorno. Somos parte de la vida y elegimos como serlo. Por eso estos consejos para pensar en forma positiva son esenciales para nuestra transformación en líderes.


Cómo entrenar a tu cerebro para pensar en positivo

Si eres un emprendedor, dominar los desafíos y los fracasos es esencial para el éxito de tu negocio. Puedes aprender a desarrollar esa resiliencia entrenando a tu cerebro a pensar positivo cuando las cosas se dificultan.

Matthew Della Porta, psicóloga positiva y asesora organizacional, explica que las personas normalmente tienen una preferencia cognitiva por su fracasos y tienden a la negatividad. Nuestros cerebros son más propensos a buscar información negativa y guardarla rápidamente en la memoria.

Por supuesto, esa preferencia no siempre es algo malo. Reconocer los problemas y enfrentar dificultades, nos puede llevar a mejores soluciones. Pero muy a menudo exageramos y nuestros fracasos nos mortifican o pasamos mucho tiempo pensando en lo negativo.

Si nos enfocamos de forma consciente en lo positivo, podemos empezar a equilibrar la balanza. Encontramos un punto medio cuando podemos abordar los fracasos y desafíos sin permitir que nos desanimen, lo que nos deja con mayor motivación, productividad y probabilidades de triunfar.

Pon en práctica estos tres consejos para entrenar a tu cerebro a pensar positivo

1. EXPRESA AGRADECIMIENTO
Los eventos negativos se ven amenazantes al menos que conscientemente los balancees. Della Porta explica que “cuando enfrentas desafíos es importante estudiar qué es lo que está saliendo bien”. Pensar en las cosas buenas en tu vida puede equilibrar esa tendencia negativa, dar a tu cerebro el tiempo extra que necesita para estudiar la situación y recordar un evento positivo.
Puedes ayudar a tu cerebro a almacenar momentos felices, reflexiona sobre las cosas por las que estás agradecido al menos una vez a la semana. Escribe tus bendiciones, tales como la oportunidad de trabajar en algo que amas o tener una familia que te apoya. Si prefieres un hábito diario, entonces haz un registro nocturno de las cosas buenas que pasaron durante ese día. Hazlo breve, ya que si intentas ahogarte en gratitud, entonces se vuelve algo mundano. La aplicación Day One para productos Apple, o el diario gratuito vía correo electrónico Oh Life, pueden ayudarte con esto.

2. REPITE ASERCIONES POSITIVAS
 Como todos los políticos y publicista saben, mientras más escuchas un mensaje, mayores son las probabilidades de que lo creas. Lo mismo sucede con los mensajes sobre quién eres y qué eres capaz de realizar. Si repites varias veces cada mañana aserciones positivas con convicción, estarás entrenando a tu cerebro a creerlas. Della Porta explica que “con el tiempo, empezarás a internalizarlas.” Repite tus aserciones silenciosamente si te da vergüenza.
Elige dos o tres aserciones que representen tu valores y objetivos, tales como ‘puedo enfrentar todo lo que aparezca en mi camino’, ‘aún hay tiempo,’ o ‘cada día estoy mejorando.’ La repetición influenciará cómo interpretas eventos negativos, volviéndote más fuerte. Della Porta señala que esto puede ser extremadamente efectivo.

3. DESAFÍA LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS
Podemos elegir cómo actuar frente a cada pensamiento negativo. Si no estamos atentos, somos propensos a afligirnos. Nuestros cerebros se enfocan en los eventos negativos por lo que parecen mucho más grandes e importantes de lo que son. Para combatir esto, empieza imaginando ese pensamiento como algo separado de ti, algo que puedes observar y deconstruir. Della Porte aconseja acostumbrarse a distanciarse y no a preocuparse.

Desafía a los pensamientos negativos que son injustamente despectivos. Por ejemplo, si tu startup no ha tenido el ritmo de crecimiento que esperabas podrías pensar “soy un fracaso.” Eso es falso y poco productivo. Al contrario, practica interpretar la misma situación forma distinta. Podrías decir, trabajé mucho pero no tomé en cuenta una peculiaridad en el mercado, así que me siento decepcionado, pero ahora voy a seguir intentando con nueva información. Esa interpretación es más amable, más verdadera y más proactiva. Della Porta concluye: “Al principio, esta estrategia será difícil y pensarás que no funciona. Pero con el tiempo, se convertirá en algo automático y tendrás pensamientos negativos con menos frecuencia. Nadie hace esto de forma natural, debes aprender y practicar.”

Material recopilado por Jorge Cortez